Pirotecnia cero en Santa Fe, Santo Tomé, Rincón y Recreo.

En la ciudad de Santa Fe rige desde octubre de 2017 una ordenanza que impone la pirotecnia cero – que fue votada por unanimidad en el Concejo por todos los bloques que aún lo integran – mientras que en la provincia se discutieron dos proyectos de ley que hasta el momento no prosperaron.

La norma local establece a la ciudad como “Territorio libre de Pirotecnia” y prohíbe en forma expresa “la tenencia, fabricación, manipulación, circulación, transporte, comercialización, depósito y expendio al público mayorista o minorista y uso particular, de todo elemento de pirotecnia”. Además impone multas a quienes utilizan la pirotecnia, con un valor de salario mínimo, vital y móvil y el decomiso de mercadería.

Dicha norma estableció en su momento un plazo de dos años para la instrumentación progresiva —se cumplió en noviembre— e impone al Municipio la realización de una “amplia divulgación” de la misma, comunicándola de forma fehaciente a los comerciantes de la ciudad. La misma medida rige para otras localidades del área metropolitana como Santo Tomé, Rincón y Recreo.

Pero para las organizaciones esta norma local no es suficiente. “Hemos trabajado con distintos municipios para que se implementen ordenanzas de pirotecnia cero”, contó Ricardo García Iturraspe, que tiene un familiar que padece la manipulación de estos artefactos explosivos, e integra la organización “Déjame entrar”, que es parte de la “Red provincial sin pirotecnia es mejor”. Ellos pretenden que se sancione una ley provincial para imponer la pirotecnia cero en todo el territorio santafesino.

“Evidentemente no hay demasiado interés político y hay influencia de las cámaras empresarias”, advirtió García Iturraspe. Entonces, “le pedimos a los fabricantes que modifiquen sus artefactos para que haya más luces y menos estruendo”, agregó.

Dos proyectos fueron tramitados en la Legislatura Provincial en los últimos años pero ninguno de ellos prosperó. Ante la solicitud de las organizaciones, este miércoles el Defensor del Pueblo se comprometió a presentar un pedido para que el proyecto no pierda estado parlamentario.

Datos sobre la ordenanza

– Se declara a Santa Fe como “Territorio Libre de Pirotecnia”.

– Se prohíbe en todo el ámbito municipal de Santa Fe, la tenencia, fabricación, manipulación, circulación, transporte, comercialización, depósito y expendio al público (mayorista o minorista) de pirotecnia y cohetería.

– La prohibición se complementa con otra prohibición más, que es la de USO PARTICULAR. No existe posibilidad de comercialización y tampoco de uso. Se prohíbe el uso expresamente ya que, sino, podría usarse mientras no sea adquirida en la ciudad.

– Se define el alcance y lo que se entiende por pirotecnia y cohetería, que son aquellos artefactos destinados fundamentalmente a producir combustión y explosión, efectos visibles mecánicos o audibles.

– Esas son las prohibiciones generales pero tiene excepciones que también son por razones de interés público: Se permite en los espectáculos públicos siempre que sea manipulada por profesionales y previa autorización del DEM, pero de solo aquellos predominantemente visuales. Además se exceptúa a las fuerzas armadas y de seguridad en ejercicio de sus funciones.

– El proyecto establece una multa que va en crecimiento según la cantidad de veces que se comete la infracción. En todos los casos además se procede al decomiso de la mercadería.

– El proyecto es progresivo y propone un plazo de 2 años para su aplicación, con menor plazo para los de mayor impacto ambiental y peligrosidad, y menos plazo para los que no lo son tanto, hasta llegar a la prohibición total. La prohibición total opera desde el 7 de noviembre de 2019.

– Como no podía ser de otra manera, propone una fuerte campaña de divulgación de la norma y de concientización.