Son flamantes egresados de la Escuela N°105 “Pedro Matozo” de la localidad correntina de Santa Ana y pertenecen al Club de Abuelos “Ana y Joaquín”.


“Recorrieron el camino con mucho sacrificio durante tres años para ir todas las semanas con frío, calor y lluvia a estudiar”, señala Daniela Vendler, coordinadora del club. “Son abuelos de campo, de los que conocieron la ciudad desde que comencé a juntarlos todos los sábados”, subraya Vendler.

Los abuelos de 84, 85, 87 y 91 años, participaron del Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios (FinES). Se trata de un plan educativo llevado adelante por Nación a partir del año 2008 con presencia en todas las jurisdicciones.

“Tienen la energía, la vitalidad y las ganas de superarse y aprender día a día”, destaca la coordinadora. Y agregó que “son ejemplo de fortaleza, que nos dejan un legado y una enseñanza única: que no hay edad para cumplir sueños”.