Luego de la sanción de la Emergencia Económica en el Senado contra reloj, el Gobierno se dispone a implementar nuevas medidas económicas. Para las próximas semanas se espera que el Ejecutivo disponga un aumento para los trabajadores privados por decreto (una suma fija, cuyo monto todavía no está definido), el relanzamiento del programa Precios Cuidados y la activación del acuerdo económico y social.

 

 

Las medidas se efectivizarán después del tratamiento exprés en el Congreso de la Emergencia Económica, que se aprobó el viernes por la madrugada en Diputados y un día después fue sancionada en el Senado. La ley de “Solidaridad Social y Reactivación Productiva” le otorga amplias facultades al presidente Alberto Fernández para disponer cambios en las áreas económica, fiscal y previsional, entre otras. Además suspende la movilidad jubilatoria por seis meses, sube las retenciones al agro y grava la compra y los gastos en dólares en el exterior.

Se prevé ahora un nuevo paquete de medidas económicas: el aumento salarial en enero para trabajadores privados, por decreto. El ministro de Trabajo Claudio Moroni explicó que la suba será remunerativa, es decir, que quedará incorporada al sueldo. Dijo que el espíritu de la medida será el de mejorar “los sueldos que quedaron atrasados, para mejorar las negociaciones de paritarias” y que la suba será mínima, ya que el objetivo es que genere “un piso salarial que será absorbido por negociaciones” futuras.

“Vamos a impulsar los ingresos de los sectores que quedaron con un salario básico muy atrasado para que puedan trabajar en una paritaria con mayor comodidad”, indicó el funcionario en diálogo con AM 750. “Vimos el mapa salarial luego de las últimas paritarias y en algunos sectores los sueldos básicos quedaron muy atrasados. Otros más o menos pudieron mantener la inflación y otros quedaron fuera del piso”, afirmó, en defensa de la medida, que fue acordada con los gremios la semana pasada en una reunión en Casa de Gobierno.

El Gobierno les pidió a los empresarios que revisen las subas de precios de algunos productos en los últimos meses, ya que detectaron “incrementos inusuales” en distintos bienes desde las elecciones primarias de agosto. De hecho Alfredo Coto, dueño de la cadena de supermercados que lleva su nombre, dijo que el Presidente les requirió que que traten de frenar las subas de precios durante seis meses. “Nos pidió ayuda a todos y que por seis meses tratemos de frenar todo lo que podamos en cuanto a aumentos para que esto (por la pobreza) no se dispare”, contó el empresario en una entrevista a Radio La Red. Indicó que durante el almuerzo de fin de año de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) les advirtió que “la situación económica es compleja” y en este contexto les pidió su colaboración “para salir de esta coyuntura”.

En esta línea, Desarrollo Productivo acordó con los principales supermercados del país una canasta navideña que incluye seis productos y que se vende a $199. Contiene una sidra, un pan dulce, un turrón, un budín, garrapiñadas y confites o dos productos similares. Está disponible en todo el país en las sucursales de Carrefour, Cencosud (Jumbo, Disco y Vea), Coto, Día, La Anónima, Walmart y Toledo, Libertad, Aiello, Cordiez y Josimar. También se puede adquirir a través de los sitios digitales de los distintos supermercados.

Se prevé además la activación del acuerdo económico y social entre empresarios y sindicalistas para lograr consensos sobre ejes clave como salarios, tarifas y precios en un período determinado, con el objetivo de luchar contra la inflación. El acuerdo tendrá objetivos de corto, mediano y largo plazo. El Presidente instruyó a sus funcionarios a que aceleren las reuniones con empresarios y sindicalistas para consensuar aumentos de precios y salarios.