El suceso ocurrió en las zonas aledañas a la Terminal de Rosario.

En el mediodía del jueves, tres delincuentes a bordo de un auto marca y una moto, abordaron a un repartidor, en la intersección de Ovidio Lagos y San Luis.

Según el testimonio de efectivos policiales a Rosario3, agredieron a la víctima con un culatazo en la cabeza y le sustrajeron un bolso que contenía cerca de un millón de pesos.

Un transeúnte que vio toda la secuencia llamó al 911 y varios móviles policiales, sobre todo de la Policía Motorizada, activaron la persecución por el barrio. Finalmente, detuvieron a los delincuentes en la zona del Pasaje Masón y Crespo, en el barrio Luis Agote.

El auto en el que circulaban los delincuentes, terminó chocando contra un vehículo que estaba estacionado. Los ladrones se bajaron, sin las armas y sin el dinero, e intentaron huir. Fueron capturados por la Policía a pocos pasos de allí.

“Tenían información”

Fernando, el repartidor asaltado, afirmó: “Me pegaron culatazos y le tuve que dar la plata”. Sobre la banda de delincuentes, dijo: “Me estaban haciendo un seguimiento. Información tenían pero de dónde la pueden recibir, no sé”.