El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública de Brasil multó con 6.6 millones de reales (unos 1.6 millones de dólares) a Facebook por la filtración de datos de 443.000 usuarios brasileños que fueron utilizados por la consultora internacional Cambridge Analityca.

Según el Gobierno brasileño, existen evidencias de que hubo una práctica “abusiva” con los datos de esos usuarios por parte de Facebook Inc y Facebook Serviços Online do Brasil Ltda.

“Es evidente que los datos de los cerca de cuatrocientos y cuarenta y tres mil usuarios de la plataforma estaban en disposición indebida por parte de los desarrolladores de la aplicación this is your digital life para finalidades, al menos cuestionables”, concluyó el Departamento de Protección del Consumidor (DPDC), que depende del Ministerio.

De acuerdo con el proceso, los datos de los usuarios brasileños “fueron a parar a manos equivocadas y quedaron, al menos, sometidos a un riesgo concreto (y no simplemente abstracto) de ser usados para finalidades no autorizadas”.

Según el Ministerio, el procedimiento administrativo investigó la violación de los datos personales de los consumidores contratantes de la plataforma de Facebook, así como si alguien había tenido un acceso incorrecto a dichos datos, teniendo en cuenta la forma de consentimiento del usuario.

El caso comenzó a investigarse luego de que los medios de comunicación informaran en abril de 2018 que usuarios brasileños de Facebook podían haber sido víctimas de uso indebido de sus datos por parte de la empresa de consultoría política Cambridge Analytica.

Esta empresa de análisis de datos, que colaboró con el equipo del presidente estadounidense, Donald Trump, durante la campaña para las elecciones de 2016, reconoció que empleó los datos suministrados por Facebook para desarrollar un programa informático destinado a predecir las decisiones de los votantes y poder influir en ellas.

En ese entonces, el DPDC estuvo atento al testimonio que Mark Zuckerberg rindió ante el Congreso de Estados Unidos, que justificó la apertura de un proceso contra la empresa, así como a las informaciones en que Facebook admitió que la filtración también afectó a usuarios brasileños.

De acuerdo con Facebook, de los cerca de 87 millones de personas que tuvieron sus datos expuestos, unos 443.000 son usuarios en Brasil y ya fueron notificados sobre lo ocurrido.

Desde Facebook Company enviaron la siguiente declaración a TN Tecno. “Estamos enfocados en proteger la privacidad e información de las personas. Es por esto que hicimos cambios en nuestra plataforma y restringimos el acceso de datos a desarrolladores de aplicaciones. No hay evidencia de que datos de usuarios en Brasil hayan sido transferidos a Cambridge Analytica. Estamos evaluando nuestras opciones legales en este caso”.