Luego de la noticia de la muerte de un líder iraní, bajo la orden de Donald Trump, los países del mundo están en alerta. Y comienzan a marcar posición al respecto.

En el caso de la Argentina, a través de un comunicado que se compartió en redes sociales, la Cancillería marcó su preocupación antes los hechos ocurridos.

Formuló un llamado a contener la tensión y trabajar en pos de “una salida pacífica y negociada” que evite nuevas escaladas.

“Nosotros, los argentinos, podemos dar testimonio de lo dicho. En nuestro pasado reciente hemos sido víctima al menos en dos oportunidades de actos de terrorismo internacional” reza una parte de la misiva. Refiere a los atentados que sufrió el país en 1992 a la Embajada de Israel  y en 1994 al edificio de la AMIA.

Por otra parte, la Cancillería, a cargo de Felipe Solá, hace un llamado a la comunidad internacional: “Como siempre lo ha hecho, también esta vez privilegiamos la vía de la negociación y la diplomacia para la solución de los conflictos”.

https://www.cancilleria.gob.ar/es/actualidad/noticias/comunicado-de-prensa-3