Los mandatarios también participaron de la inauguración de un Centro de Integración y Fortalecimiento Familiar. 

El ministro Daniel Arroyo y el gobernador Jorge Capitanich firmaron el convenio para poner en marcha el programa. El Plan contra el Hambre tuvo su debut en el Chaco, la primera provincia donde se lanza la iniciativa del gobierno nacional, informa Página 12.

En la provincia se distribuirán en principio 66.499 tarjetas, emitidas por el Nuevo Banco del Chaco S.A. No hace falta inscribirse, ya que la implementación será automática para madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo, por Embarazo y Discapacidad. La tarjeta será cargada automáticamente el tercer viernes de cada mes, con un monto mensual fijo, de entre 4 y 6 mil pesos. Además se prevé que, un día del mes, los beneficiarios accedan a descuentos especiales de hasta el 30 por ciento.

Leer también: Cuántos santafesinos acceden a la tarjeta alimentaria

El programa, explicó Arroyo, busca atacar los tres problemas sociales profundizados durante los últimos cuatro años: el hambre y la desnutrición, el sobreendeudamiento de las familias y la falta de empleo. “Tenemos muchos problemas sociales pero tenemos que arrancar por estos tres: erradicar el hambre, desendeudar a los argentinos y generar trabajo. Empecemos por lo básico: en Argentina todos tienen que comer bien, no puede haber hambre en un país que produce alimentos”, advirtió el ministro.