El alto valor del dólar, más las últimas medidas económicas, provocaron que la oferta para veranear en el país aumente.


Uno de sus centros turísticos más tradicionales, la ciudad de Mar del Plata, ya tiene el anuncio de que no hay más pasajes en tren para la primera quincena de enero y quedan pocos para ir en micro.

Además, el termómetro de las reservas de los balnearios aumentó ostensiblemente respecto de la temperada pasada. Por lo cual, Mar del Plata espera el mejor verano de los últimos años.

Con un precio accesible, el tren se convirtió en la primera opción para ir este año a la “Ciudad Feliz”. Los pasajes salen 660 pesos en primera y 795 en pulman, cuando en micro un coche cama vale casi 2 mil pesos y un servicio sin ninguna comodidad supera los 1.300.

Balnearios
Otro dato alentador para el verano que se viene en Mar del Plata pasa por las reservas para los balnearios.

Augusto Di Giovanni, gerente administrativo del complejo B-12 de Punta Mogotes le dijo a NA que “todos los balnearios aumentaron las reservas para este verano, en una clara señal que serán muchos los turistas que lleguen a Mar del Plata”, indica NA.

Lee más Vacaciones en Brasil: claves para no descuidar el bolsillo

Una de las claves para que los balnearios tengan más reserva pasa por la decisión de que los aumentos respecto de la temperada pasada esté más relacionada con las paritarias que con la inflación.

“Tomamos la decisión de aumentar respecto del año pasado haciendo un promedio con lo que fueron las paritarias y todos harán lo mismo. Después las diferencias las marca cada parador con lo que le presenta al turista”, explicó Di Giovanni.

“Nosotros en el B-12 ofrecemos servicios que consisten en tres piletas, spa con sauna húmedo y seco, masajes, hidromasaje, gimnasio, clases de zumba, funcional, spinning, canchas de tenis y fútbol, voley, resto, bar, profesores para actividades de chicos, algo que se mantiene inclusive los días no tan atractivos para ir a la playa pero al tener esas alternativas la gente viene igual”, agregó.