Facebook eliminará los videos alterados, conocidos como “deepfake”, creados para engañar a otras personas. El anuncio apunta a las elecciones de este año en Estados Unidos, pero su nueva política aún permitirá la publicación de videos editados siempre que se trate de parodias o sátiras, dijo el martes el gigante de las redes sociales.

Los deepfakes son videos trucados, una “falsificación profunda”, con la que se hace creer que una persona dice palabras que nunca dijo. En general los métodos son dos: poner una cara sobre el cuerpo de otra persona o utilizar el video de la persona a la que se falsifica para poner en sus labios palabras que nunca dijo. Están hechos con inteligencia artificial o programas diseñados especialmente para fingir de manera muy verosímil movimientos humanos reales.

será removido si es “producto de inteligencia artificial o de aprendizaje automático que superpone o reemplaza contenido en un video, haciéndolo parecer auténtico”

La compañía de Mark Zuckerberg informó que empezará a eliminar los clips que fueron editados en formas que “no son evidentes para una persona promedio” y que pueden llevar a la confusión.

El material será removido si es “producto de inteligencia artificial o de aprendizaje automático que superpone o reemplaza contenido en un video, haciéndolo parecer auténtico”, dice el texto firmado por la vicepresidenta de Facebook, Monika Bickert. Sin embargo agrega: “Esta política no se extiende a contenido que sea parodia o sátira, o videos que simplemente hayan sido editados para omitir o modificar el orden de las palabras”.

Medios estadounidenses destacaron que la nueva política no incluirá videos como el que se hizo viral en 2019 -que no era “deepfake”- de la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que hacía parecer como que tuviera problemas de pronunciación. Algo parecido a lo que se hizo en la Argentina con un video de Patricia Bullrich, manipulado para que pareciera que estaba bajo los efectos del alcohol o algún calmante.

Facebook no indicó la cantidad de personas dedicadas a identificar y bajar los videos infractores, pero aseguró que aquellos que no cumplan con sus políticas usuales serán removidos y los que sean denunciados seguirán siendo revisados por equipos de verificadores externos.