La entidad presentó el informe de productividad 2019 del sector.

El Centro de Investigaciones Económicas de Federación Industrial de Santa Fe (FISFE) emitió un informe sobre los valores de la economía provincial en el año 2019. La productividad industrial y los puestos de trabajo sufrieron bajas. En cambio, la producción de carne tuvo aumentos.

Los datos 

De acuerdo al informe, el nivel de actividad industrial en la provincia de Santa Fe enfrentó por décimo noveno mes consecutivo una caída del 7,4%. Dos terceras partes de las ramas industriales registraron un menor nivel de productividad que en el año 2018.

Entre los sectores más afectados se encuentran: autopartes (-28,7%), siderurgia (-23,2%), maquinaria de uso especial (-19,4%), entre otros.

Al finalizar el 2019, el saldo total de préstamos otorgados al sector privado presentó un importante retroceso en todas las líneas de financiación.

Puestos de Trabajo

La “industria manufacturera” es la actividad económica que registró el mayor descenso en materia de puestos laborales. Los 3.401 contratos perdidos representan la mitad del total de trabajadores despedidos a nivel provincial.

En 2019 fue menor el descenso de las fuentes  laborales en relación a la producción. Esto reveló el esfuerzo empresarial en materia de preservación de los mismos.

La producción agrícola

La soja interrumpió una racha de siete meses de mejoras continuas en el mes de noviembre. Sin embargo, la productividad anual ascendió en un 13,8%. En cuanto a la carne, la producción aumentó en todos los rubros (bovino, porcino y aviar) . El volumen de las exportaciones mostró un fuerte aumento de 61,8% interanual.

La negatividad en la industria láctea se arrastró durante once meses, con una disminución de ventas del 8,9%.

Minerales y metales

En cuanto a los metales, el nivel de actividad presentó una baja de 8,9%. La misma suerte corrió la venta de cemento, con un 11,5% menos de expendios.

Leer también: Sigue en caída la venta de cemento

La siderurgia, por su parte, sufrió paradas de plantas y reducción de turnos en procesos clave. Esto fue resultado de la menor actividad. La producción de acero y sus derivados, declinó un 23,2%.

Perspectivas para el nuevo año

Con respecto al 2020, FISFE aclaró que las nuevas medidas tomadas por el Gobierno Nacional permiten prever un horizonte prometedor en el campo industrial. Entre ellas destacaron: la creación de empleos de calidad a través del Acuerdo Social, las facilidades del acceso al crédito bancario con bajas tasas de interés, nuevas formas de pago y la prórroga del programa Ahora 12, entre otras.