Ferrazzini: “estamos a tiempo de revertir la situación industrial”

El tesorero de la Federación Industrial de Santa Fe advirtió sobre la difícil situación del sector pero se mostró optimista ante la posibilidad de remontar una crisis que lleva casi dos años de caída productiva.

El Centro de Investigaciones Económicas de la Federación Industrial de Santa Fe (FISFE), emitió, ayer, un nuevo informe sobre los valores de la economía provincial en el año 2019.

Según el documento el nivel de actividad industrial en la provincia de Santa Fe enfrentó por décimo noveno mes consecutivo una caída del 7,4%. Entre los sectores más afectados se encuentran: autopartes (-28,7%), siderurgia (-23,2%), maquinaria de uso especial (-19,4%), entre otros.

Leer también: Se dio a conocer el nuevo informe de FISFE

Los encargados de presentar el informe aseguraron que se está viviendo un verdadero “industricidio” ya que la actividad industrial viene de 20 meses consecutivo de caída productiva.

A todas luces, la crisis que envuelve al sector se ha vuelto demasiada larga. Si se parte del año 2012 hasta finales del 2019 el PBI industrial cayó alrededor de 19 puntos. Su consecuencia, además, redunda en la pérdida de los puestos de trabajo. Durante el último año la provincia de Santa Fe registró 3.401 contratos perdidos, que representan la mitad del total de trabajadores despedidos a nivel provincial.

En 2016 la Federación Industrial de Santa Fe creó el Observatorio de Importaciones como una medida para visualizar el daño causado por la apertura indiscriminada de las importaciones: “Por aquel entonces, lo que planteábamos era que no había que cerrar la economía sino administrar el mercado. En ese año no fuimos escuchados y comenzamos a sufrir la caída del sector”, aseguró a Cadena Oh! Mariano Ferrazzini, tesorero de FISFE.

En la actualidad, a nivel nacional se están tomando algunas medidas para recomponer el mercado interno, como así también, paliativos para el sector industrial, como planes de moratoria y la revisión de los intereses generados por deudas, pero parte de la crisis que hoy vive el rubro es consecuencia de la destrucción del poder adquisitivo de la población, afirmó Ferrazzini.

Los guarismos indican que en la provincia de Santa Fe se perdieron, en 2019, 3.401 puestos de trabajo en el sector industrial y se cerraron alrededor de 300 pymes. Pese al difícil panorama, Ferrazzini fue optimista y concluyó que todavía “estamos a tiempo de revertir la situación. No va a ser fácil, pero dependerá del acompañamiento de esta nueva gestión de gobierno que apenas lleva 30 días”.


Escuchar también el audio completo: