Cuatro cohetes golpearon este domingo una base iraquí al norte de Bagdad, que aún albergaba algunas tropas de Estados Unidos. E hirieron a cuatro miembros de la Fuerza Aérea de Irak, según informaron fuentes militares a medios internacionales.

La oficina de prensa del primer ministro iraquí, Adil Abdul Mahdi, informó en Twitter que “al menos 8 cohetes Katyusha han sido lanzados contra la base aérea de Balad, donde están desplegadas tropas estadounidenses”. Y, además, informó que dos oficiales y dos soldados iraquíes resultaron heridos.

Leer también Avión ucraniano: Irán lo habría derribado “por error”

Desde que el martes a la noche Irán respondió al asesinato de uno de sus comandantes en Bagdad con un ataque a dos bases iraquíes con tropas de Estados Unidos. Varios cohetes de baja precisión y alcance como los Katyusha se lanzaron contra objetivos militares vinculados a Washington en el país. Y contra la llamada Zona Verde en la capital, la zona protegida donde se encuentran las embajadas y la sede del gobierno.

Ningún grupo se reivindicó esos ataques. Sin embargo, por el uso de Katyusha es posible que se trate de alguna de las milicias chiitas pro iraníes y cercanas al gobierno iraquí. Que también perdieron a uno de sus comandantes en el bombardeo estadounidense del viernes 3 de enero.