No parece generar muchas dudas el movimiento ondulante de unas líneas rojas y otras azules, excepto por un detalle: en realidad están quietas.

“Soy parcial con esto, es una de las ilusiones visuales más fuertes que he visto. Ninguna de las líneas de colores se mueven“, escribió en su cuenta de Twitter Chris Said, un experto en Big Data que trabajó en Twitter, Facebook y como neurocientífico.

El tuit recibió miles de me gusta y RT, pero también infinidad de respuestas: la mayoría de las personas creen que hay un movimiento ondulante con una diferencia de tamaños entre líneas y otros, los menos, ven la imagen estática.

La explicación en realidad es bastante clara. Las líneas verticales azules y las rojas no cambian de tamaño. Tampoco están en movimiento formando ondas. Lo único que se modifica es la dirección de las puntas de las flechas que generan el efecto que engaña a todos. A su vez los colores también influyen a la hora de crear el truco. Aún con la explicación y conociendo lo que está pasando, las personas siguen viendo el “movimiento”.

Como explicó Said en un segundo mensaje, este truco se trata de una variante de la ilusión de Gianni A. Sarcone, que es la adaptación de otro clásico, de Müller-Lyer, descubierto por el psicólogo alemán en 1889.

El propio Sarcone contestó este tuit viral compartiendo algunas de sus ilusiones, y aclarando que ya “hay variantes con flechas más agudas y largas”, y explicando que que la “sensación ondulada es por color vertical del segmento que crea un ‘efecto de neón extendido”.