Luego de una Navidad con pocos heridos por pirotecnia en todo el país, el gobierno emitió el decreto 96/2019 que prohíbe la compra de pirotecnia de parte de todo el Sector Público Nacional.

A través de lo publicado en el Boletín Oficial, también se invita a provincias, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires e intendencias a sumarse a la medida.

El decreto argumenta el derecho de todos los habitantes a vivir en un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano, amparado en el artículo 41 de la Constitución Nacional.

A su vez, expresa que “el ruido se ha convertido en una de las principales preocupaciones de nuestra vida diaria en virtud de las consecuencias negativas que la exposición a ciertos niveles puede ocasionar”.

En concreto, se decreta: “Prohíbese la adquisición y uso por parte del Sector Público Nacional, en los términos del artículo 8° de la Ley N° 24.156, de artículos y de artificios de pirotecnia, de estruendo o sonoros en los eventos y/o espectáculos que organice”.