La muerte de Julio Cabal, el joven asesinado el 17 septiembre tras recibir un disparo de parte de un delincuente que ingresó a robar en su local, fue uno los hechos con más resonancia social del 2019.

A fines de septiembre, una masiva manifestación se congregó en las calles de la ciudad provincial tras repetirse, una vez más, un nuevo homicidio producto de la inseguridad. Centenares de personas marcharon para pedir justicia luego del asesinato de Julio Cabal.

“Mi vida es un antes y un después de Julio. No hay ningún dolor que se compare con éste”, Inés massino.

El joven de 29 años era psicólogo pero desde siempre ayudaba en el comercio familiar, una fiambrería ubicada en Urquiza al 2200. Su otra pasión era la música, por lo que supo tocar la guitarra en “Amigos de lo ajeno”, una banda santafesina de rock and roll.

El 17 septiembre Julio resultó baleado en el tórax cuando forcejeó con el delincuente. Fue trasladado por su padre en un vehículo al hospital Cullen. Allí fue operado de urgencia en el quirófano central, pero lamentablemente perdió la vida.

Luchadora infatigable, su madre, Inés Massino, comenzó una campaña para exigir que el ministro de Seguridad y por aquel entonces diputado electo, Maximiliano Pullaro, no asuma su puesto en la cámara legislativa.

Los diputados que recibieron el petitorio no se hicieron eco del reclamo pese a un primer compromiso de brindar ayuda al denominado grupo de las madres del dolor. En directo por Cadena Oh! Massino afirmó su desilusión con los políticos que habían ofrecido su respaldo: “Ya sea de un partido u otro son todos unos mentirosos e inmorales, porque prometieron ayuda, mantuvieron una reunión con nosotras, pero cuando tuvieron que hacer suyo el petitorio que exigía la no asunción del ex ministro de Seguridad como diputado provincial, lo desestimaron”.

Con la muerte de Julio, la familia Cabal decidió vender la fiambrería donde se produjo el fatal desenlace, ya que él era fundamental para llevar adelante el emprendimiento, afirmó su madre: “Mi vida es un antes y un después de Julio. No hay ningún dolor que se compare con este. La justicia no me va a devolver a mi hijo, pero los que tendrían que haberse ocupado eran los diputados provinciales y no lo hicieron” finalizó Massino quien desde hace tiempo ha hecho suya una lucha en reclamo de justicia y de muestra de valor.


Escuchar también el audio completo: