Este lunes, los trabajadores del Ex Hospital Italiano, llegaron al edificio y descubrieron con sorpresa e indignación que su lugar de trabajo estaba todo desordenado, faltaban computadoras, pavas eléctricas, pen drives y otros objetos que se encontraban en las oficinas.

Los delincuentes que ingresaron forzaron las ventanas que dan a unos balcones y luego hicieron lo propio con las ventanas corredizas. No satisfechos con el robo, revolvieron todo sin ningún tipo de reparo.

Según informó la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), lo que más causa sorpresa es que la empresa de seguridad que prestaba el servicio, cesó el viernes 31 de enero y la empresa que debía hacerse cargo, recién tomaba el servicio el lunes 3 de febrero, dejando durante dos días sin cobertura de ningún tipo a esta oficina.

“Realmente una verdadera “casualidad” que justo los ladrones pudieran “trabajar” sin inconvenientes” aseguraron desde el gremio.

La U.P.C.N. solicita a las autoridades se investigue en profundidad este hecho ya que en momentos en que es tan importante la austeridad, la pérdida de objetos y sobre todo de información cuya valía es imposible de cuantificar hace de este acontecimiento, algo muy gravoso.