Diego Osella - Foto: Club Colón

Diego Osella no pudo ocultar su satisfacción por el gran partido que cerró Colón ante el dificilísmo Defensa y Justicia, en Florencio Varela, donde rescató un valioso punto que es más importante para salir de la racha adversa que la importancia que tiene en la tabla de posiciones.

Luego del encuentro, el entrenador sabalero brindó una conferencia de prensa y comenzó diciendo: “Salió el partido que planificamos. Siempre dije que me gustan los equipos ordenados e intensos. Colón hizo un partido inteligente, ya que tuvo dos claras ante Unsain. En tanto que en el segundo tiempo también tuvimos nuestras oportunidades pero no pudimos abrir el partido. Nos estamos pareciendo al equipo que pretendo, que sea incómodo, que cuando salga lo haga con convicción. Creo que hicimos un buen partido en general y mejoramos a lo que veníamos haciendo”.

Para luego destacar: “Es muy difícil trabajar cuando se pierde, más allá del convencimiento que uno tiene. Llevamos 34 días en Colón y parecen 300, con todas las cosas que suceden y los problemas. Es bueno que el jugador empiece a confiar, ya que dentro de seis días tenemos una final frente a Racing y hay que hacer valer lo que hicimos acá. Había que cortar esta situación, queremos que Colón sea un equipo incómodo y que trabaje, ya vamos a aprovechar las situaciones para sumar de a tres”.

En cuanto al quedo que mostró el Sabalero en los últimos minutos, opinó: “A medida que iba pasando el partido el jugador siente que se termine, y el desgaste que hicieron de presión. Es difícil que Defensa no te genere situaciones en su cancha, juega muy bien, tiene un gran entrenador. Habíamos analizado lo que hizo ante Talleres y en Tucumán, más allá de la tenencia genera mucho”.

Y agregó: “Defensa es un equipo que usa bien el ancho de la cancha, con Tripichio y Piovi, con diagonales, es un equipo de buena circulación, pone a un cinco por delante del otro, trata de protagonizar luego de cortar los circuitos. Teníamos que tener presión rápida para cortarle los caminos, sobre todo a Cardozo. Había que ponerle fin a la caída, ya que se hacía muy difícil trabajar de esa manera”.

“En Santiago del Estero defendimos bien, pero en ofensiva no tuvimos ideas. Hoy tuvimos las chances y no las aprovechamos. Pero hay que seguir dando confianza, que se abra el arco y creer que se puede. Soy optimista por naturaleza y hay que mirar para adelante”, manifestó en otra parte de la conferencia.

Se refirió también al rendimiento de Lucas Viatri, y dijo: “Tuvo muy pocos entrenamientos con el equipo. Le pedimos que juegue sobre los dos centrales, que lo hacen bien con la pelota y no les gusta el roce. Creíamos que así podían nacer las posibilidades, tuvimos dos claras, mano a mano en el primer tiempo y no las aprovechamos. Es importante que vaya agarrando ritmo. Es un jugador que tiene mucha experiencia y calidad”.

Sobre Matías Fritzler, quien volvió a ser titular luego de mucho tiempo, afirmó: “Estuvo muy bien, le tocó volver al primer equipo, pero no dudábamos de sus capacidades. Es un gran profesional, que entrena muy bien. Debía estar preparado para cuando le tocara y aprovechó su chance”.