Los sindicatos municipales terminaron la tregua planteada por la transición. A dos meses del cambio de gobierno, municipios y comunas se encuentran en una gran crisis. Advirtieron que volverán a las movilizaciones “ante la falta de respuesta al pago de los salarios en tiempo y forma”.

Leer también: El Ministerio de Trabajo intimó a Ceres a acatar la conciliación

Las municipalidades de Casilda y Coronda, hoy las más complicadas, no lograron la asistencia provincial. Y los recursos propios “son insuficientes para cumplir con los trabajadores. Por ello se tensa la situación con las protestas callejeras y marchas en rutas”, señaló la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe.

Los municipales de Coronda protagonizaron ayer una protesta en la autopista a la altura de esa localidad, en un acto contra los retrasos en los pagos. Aseguran que la Municipalidad les debe el 25 por ciento de los salarios de diciembre y todo el sueldo de enero, informa La Capital.

Desde el sindicato esperan la convocatoria a paritarias, “para dar tratamiento a la política salarial 2020 y la necesidad de fortalecer las finanzas de municipios y comunas”. Esto, sin que el ajuste pase por los trabajadores que hoy siguen padeciendo las consecuencias de esta crisis generada por las políticas neoliberales”.

Leer también: Autopista Santa Fe – Rosario: corte total por los municipales corondinos

El Secretario General de Festram, Claudio Leoni, puso en contexto la crisis que vive el sector laboral y dijo “mientras algunos hablan de la inviabilidad o perversidad de la cláusula gatillo, la empresa Vicentín recibió un crédito del gobierno anterior por un monto similar al déficit total de la provincia. Nos endeudaron, se fugaron la plata y además no pagan impuestos, eso es lo inviable y eso es lo perverso”, protestó.