Gerardo Orellano, padre de Carlos

La familia de Carlos Orellano, el joven que fue encontrado muerto luego de dos días sin saber de él, realizó una presentación escrita en la que reclama la imputación en audiencia oral y pública a todo el personal de seguridad del boliche Ming House River.

Gerardo, el padre del joven quien se presentará como querellante, recalcó una vez más su verdad: “A mi hijo lo mataron en el boliche. Yo mismo vi las lesiones, cuando ayudé a sacar el cuerpo del agua. Tenía un raspón en la espalda, la camisa rota, el portacinto y una de las piernas del pantalón rotas. Como si lo hubieran agarrado de ahí para tirarlo al río”, indicó.

Leer también: El abogado de la familia Orellano denunció ocultamiento de la verdad

Desde la familia denuncian ocultamiento de la verdad. Afirman que es un círculo vicioso de impunidad generado por fiscales, jueces y forenses del Instituto Médico Legal para encubrir “el asesinato” de su hijo.

Declaraciones

El personal del boliche aclaró que esa noche no se registró ningún incidente con violencia. Afirmaron que a Orellano lo retiró del lugar una empleada de seguridad. El muchacho habría quedado por unos minutos en las inmediaciones por lo que llamaron a prefectura, que es la responsable del control del área.

El boliche salió a aclarar que el VIP esa noche no funcionaba y que las cámaras de seguridad estaban prontas a ser reparadas. El abogado del dueño de la discoteca afirmó que presentará el listado con las 40 personas que trabajaron esa noche en el lugar.

Autopsia

Tras la autopsia la perito de parte de Orellano dijo que el cuerpo “tenía un neumotórax y sangre libre en el pulmón izquierdo”. Y signos de “lesiones alrededor del cuello y en la zona de omóplatos y hombros” que eran compatibles con una toma de arte marcial llamada mata león.

La especialista pidió que los exámenes complementarios de la autopsia “sean realizados fuera de Rosario” debido a que existe “una connivencia entre el IML, los fiscales y algunos jueces” para encubrir lo que entiende fue un crimen.

Leer también: El boliche Ming aclaró que esa noche no funcionó el VIP ni hubo casos de violencia

Alicia Cadierno, directora del Instituto Médico Legal explicó que “no hay ningún elemento hasta ahora para afirmar que Orellano murió como consecuencia de golpes”. Y que “no se observaron lesiones directas como heridas de arma de fuego, arma blanca o compresiones a nivel cervical. Es muy aventurado hablar de una causa de muerte”.