Jerome Powell, titular de la Reserva Federal

La Reserva Federal de EEUU (Fed) recortó sus tasas de interés a un nivel cercano a cero.

Además, reinició operaciones de compra de bonos y lanzó otras medidas de su arsenal de post crisis, junto con otros grandes bancos centrales, para establecer un punto de apoyo para la economía global, afectada por una epidemia de coronavirus de propagación acelerada. Según anunció ayer el organismo liderado por Jerome Powell, la medida busca “fomentar el empleo y la estabilidad de precios”.

Leer también El petróleo Brent se desplomó 7,2 por ciento

La Fed a cargo de Jerome Powell, bajó sus tasas a un rango objetivo de 0% a 0,25% y dijo que ampliaría su hoja de balance en al menos 700.000 millones de dólares en las próximas semanas.

En tanto, otros cinco importantes bancos centrales también redujeron los precios de sus líneas de swap para hacer más fácil proveer dólares a instituciones financieras que enfrente situaciones de estrés en los mercados de crédito.

La Fed, el Banco de Canadá, el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco Nacional de Suiza establecieron líneas de swap durante la crisis financiera.

Además, el presidente del banco central de Estados Unidos, Jerome Powell, advirtió de que es probable que la economía del país sufra el impacto de la pandemia del coronavirus en el segundo trimestre del año.

La actividad entre abril y junio será “débil” y la posibilidad de recesión este año dependerá de cuánto se tarde en contener la pandemia, dijo Powell en la conferencia, en la que aseguró que las tasas de interés negativas no son apropiadas para la situación actual del país.

Con información de Ámbito