El Gobierno argentino comenzó a implementar hoy mayores controles para detectar potenciales casos de coronavirus en los vuelos provenientes de Italia. Es porque el número de infectados creció en los últimos días. Y hubo hasta el momento al menos siete personas fallecidas.

Según trascendió, las medidas adicionales se realizaban en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en donde este martes por la mañana aterrizaron dos vuelos provenientes de Roma.

Leer también Coronavirus: Relato de un argentino en Italia

Horas antes, el ministro de Salud Ginés González García, había dicho: “Vamos a aplicar un protocolo distinto a los pasajeros que vengan de Italia. Van a aterrizar en una plataforma distinta y ahí van a tener un control también diferente. Y van a firmar inclusive una declaración jurada diciendo que no han sentido ningún tipo de síntoma”.

Semanalmente arriban a Ezeiza una doce de vuelos directos procedentes de Italia, a los que hay que sumar los pasajeros que, desde ese mismo destino europeo, arriban a través de conexiones, en especial vía España o Brasil.