En relación a la pandemia de Coronavirus (COVID- 19) que afecta a la sociedad global, el sector turístico atraviesa una crisis sin precedentes. Tanto la actividad hotelera como gastronómica están ante una situación de caída, con un porcentaje de ocupación menor a un 5% de los establecimientos hoteleros y con descenso del 70% de la facturación en los gastronómicos.

Leer también Se confirmaron 14 casos más de coronavirus en el país

“El panorama es realmente complejo debido a la gravedad y excepcionalidad de la situación, debiendo actuar en un contexto poco común que requiere de una gran responsabilidad social y de todos los actores existentes”, expresaron desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Argentina.

Leer también Cierran cines, salones de fiestas y gimnasios en Santa Fe

Los efectos indeseados que esta situación provoca en el sistema económico son muy difíciles de estimar. “Sin embargo, desde el sector hotelero gastronómico cada día que pasa sin medidas que mitiguen urgentemente el impacto magnifica aún más la necesidad de contar con los recursos básicos que permitan la subsistencia del establecimiento y el cumplimiento de sus responsabilidades salariales e impositivas”, advirtieron.

La Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHGAR) continuará gestionando ante las autoridades municipales, provinciales y nacionales nuevas medidas de emergencia turística, teniendo en cuenta que la actividad nuclea a más de 10.000 fuentes de trabajo en Rosario, sin incluir aquellas que se generan a través de la cadena productiva que esta abarca.