El mandatario santafesino consideró que hay que hacer obras en conjunto con Santiago del Estero para subsanar problemas hídricos de esa región.

 

El ingeniero Miguel Lifschitz destacó que “el agua tiene el problema de que, cuando viene mucha cantidad, no sabemos dónde mandarla. Pero después viene la sequía y en esos momentos necesitamos reservorios para cuidar el agua”.

“Santiago del Estero en los últimos años avanzó con la frontera agrícola. Deforestó zonas importantes y canalizó toda esa agua viene ahora para Santa Fe“.

Por otro lado expresó que “hay que hacer una obra interprovincial importante que el gobierno nacional tiene el compromiso de financiar. Nosotros estamos terminando el proyecto técnico y en febrero se podría empezar el trámite licitatorio”.

Lifschitz estuvo acompañado por el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay; y por el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo; entre otras autoridades provinciales y locales.