La nena de ocho meses falleció al quedar atrapada entre las puertas de la cabina.

Una bebé de ocho meses murió hoy aplastada por un ascensor que había frenado para que descendieran la madre y la pequeña.

Por causas que se tratan de establecer el ascensor arrancó de golpe cuando lo llamaron de un piso superior y arrastró a la niña y el carrito donde se encontraba.

Fuentes policiales señalaron que el episodio se produjo en un edificio de la calle Bolívar 1170, donde una mujer de 38 años se disponía a salir de la cabina del ascensor cuando el aparato se puso en movimiento con las puertas abiertas y “se llevó” el cochecito, que finalmente se aplastó contra el techo.

El ascensor quedó detenido entre el séptimo y el octavo piso, hasta que asistieron al lugar agentes de los Bomberos de la Policía Federal y de la Ciudad, además del SAME.

De esa forma, lograron sacar el cochecito con el cuerpo de la pequeña, que fue trasladada en ambulancia al Hospital Penna, con el diagnóstico de “politraumatismo”, pero finalmente falleció a raíz de las heridas sufridas.

“Escuché gritos desesperantes, subió mi esposa a ver y el ascensor aparentemente le agarró la cabeza a la beba. Sufría problemas desde hace días el ascensor“, indicó Esteban, uno de los habitantes de ese edificio, en declaraciones a la señal de cable C5N.

Además, otros vecinos denunciaron que el ascensor funcionaba mal “hace días” y agregaron: “Le habíamos hecho varios reclamos al administrador y nunca nos contestó”.

Sin embargo, la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad (AGC) informó que “el edificio tenía dos ascensores registrados aptos para su uso, con último control de la empresa conservadora del 5 de enero pasado”.

Interviene en el hecho la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional número 60, a cargo de José Mariano Orfila, ante la Secretaría número 62.