Durán Barba la prevé cerca de la fecha de votación, con énfasis en lo político y no en lo económico. Qué dicen las últimas encuestas.

 

Jaime Durán Barba planea para Mauricio Macri una campaña corta y de fuerte polarización con Cristina Kirchner, de cara a las elecciones presidenciales.

Se prevé que tenga un fuerte contenido político y económico, por la crisis que el Gobierno trata de revertir.

El asesor estrella del Presidente dialogó con el jefe de Gabinete Marcos Peña para darle forma al primer tramo de la campaña.

Durán Barba y su equipo analizan investigaciones cualitativas y cuantitativas, estudian casos de candidatos propios y de la oposición y monitorean qué piensan el círculo rojo y la gente que no consume programas de política ni lee los diarios, y que no se inclinan por un candidato definido. Entre marzo y abril se terminarán de procesar los trabajos de investigación y seré después de esa fecha cuando decidirán el contenido del discurso.

Entre las encuestas que llegan los despachos en la Casa Rosada una de ellas, la de la consultora Isonomía, indica que Macri tiene una intención de voto de entre el 34% y el 36%. Mientras que según la misma empresa Cristina tiene una intención de 30%, contra los 20% que alcanzan Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, consiga Clarín.

Se espera que el eje de la campaña de Macri sea la política y no la economía, por la crisis, en una apuesta a profundizar la polarización con la expresidenta, de enfrentamiento de modelos. Además será corta, bien cerca de la fecha de votación.

En el oficialismo creen que la exmandataria y senadora de Unidad Ciudadana se postulará, aunque todavía no lo confirmó. El propio jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta dijo que “todo indica que ella va a ser candidata” y que en la oposición “es la que más perspectiva parece tener”.