El siniestro ocurrió en la tarde del sábado en la ciudad de Capitán Bermúdez, a 15 kilómetros al norte de Rosario. Allí, un conductor alcoholizado colisionó contra un vehículo estacionado.

Según testigos, intentó agredir al personal policial y se lo llevaron detenido a la Comisaría 2ª de la Unidad Regional XVII. En el test de alcoholemia que le realizaron, se comprobó que tenía 1,22 de alcohol en sangre mientras manejaba un Ford Ka. Casi el triple de lo permitido para circular por la vía pública.

El hecho se produjo este sábado por la tarde en Jujuy al 100, de la localidad de Capitán Bermúdez. El conductor fue identificado como Iván S. y trabaja como camillero en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. “Soy empleado de la provincia y los voy a hacer rajar a todos por abuso de la autoridad”, gritaba durante su detención.

Leer también Ataque a balazos en el casino de Rosario deja un herido grave

En el registro de la documentación, el conductor tampoco tenía el pago de seguro al día, ya que se constató que debe cuatro meses de cobertura.