De 2016 a 2019 los precios de los alimentos subieron el doble que el salario mínimo y vital, planteando graves problemas de acceso a la comida a más de cinco millones de argentinos.

Por esta realidad, el gobierno nacional, a través de la cartera correspondiente, armó un programa de ferias itinerantes para llegar a los barrios. El objetivo es garantizar el acceso a: verduras, lácteos, pescado, panificados, productos de almacén y gas envasado a precios accesibles. Se apoyaría en la producción de la economía popular y en las mercaderías de algunas PyMEs.

El formato feria viene creciendo ampliamente en las ciudades, como circuitos de venta alternativos a las grandes cadenas de supermercados. Para la ciudadanía es una forma de sobrellevar la suba de precios, ya que se eliminan los intermediarios entre productores y consumidores. El sector de comercialización tercerizada es lo que encarece los productos de todos los rubros. 

Leer también: Rosario: volvió Cerdo para Todos

El programa comenzará la semana próxima con una gran feria en La Matanza. El gobierno nacional pretende que se pueda utilizar la tarjeta Alimentar y luego extender la oportunidad a la tarjetas de AUH y el salario social complementario.

“Coordinando a los pequeños productores y cooperativas con los municipios podemos crear una red de Comercialización que garantice alimentos de calidad a precios populares”.

Experiencias recientes

El Club de La Leche sirve como ejemplo de efectividad de esta iniciativa. A través de una red comunitaria se llevó a cien puntos de la ciudad de Buenos Aires, una oferta de 3 litros de leche a 90 pesos. A la par, el precio de un sachet de La Serenísima en la góndola llegaba a 45 pesos.

Rafael Klejzer, el referente del Movimiento Popular La Dignidad (CTEP) que coordinó aquella experiencia, ahora a cargo de la Dirección Nacional de Comercialización y Abastecimiento, declaró “en Argentina podemos garantizar alimentos a precios accesibles. Eliminando intermediarios en la cadena de distribución, coordinando a los pequeños productores y cooperativas con los municipios podemos crear una red de Comercialización que garantice alimentos de calidad a precios populares”.

Klejzer detalló que las ferias van a moverse en el Conurbano, donde por cuestiones operativas resulta más rápido organizarlas. Se sumarán las localidades de Concordia, Paraná y San Pedro. “Mendoza, San Luis y San Juan también quieren firmar convenios”.

Leer también: Se dieron a conocer los puntos de ventas de la “Garrafa Social”.

“Las organizaciones de la agricultura familiar tienen mucha producción de verdura y fruta. Pueden cubrir la demanda de las zonas donde queremos empezar a trabajar”, afirmó el funcionario. También indicó que quieren que en las ferias se ofrezcan cortes de carne populares y pescado, tanto de río como de mar.

Garrafa Social

Por otra parte el ministerio va a relanzar la garrafa social. Este plan nunca cerró. Sin embargo fue vaciado haciendo dificil el acceso al gas envasado a precios convenientes. La distribución de la garrafa social va a llegar a 420 municipios de los 1200 que hay en el país.