Ya se cometieron 195 femicidios en lo que va de 2019, según el Observatorio de las Violencias de Género.

El Observatorio de las Violencias de Género “Ahora que sí nos ven” dio a conocer que 25 mujeres fueron asesinadas en el mes de julio, es decir una cada 29 horas.

En lo que va del año hubo 195 femicidios, la mayor cantidad fueron cometidos en el mes de marzo. Son 124 niños y niñas que se quedaron sin su mamá.

La estadísticas coinciden en otro dato, el 60% de los agresores fue la pareja o ex pareja de la víctima. Y si bien se supone que la casa debería ser el lugar más seguro para una persona, el espacio donde se sienta más protegida y tranquila, no lo es así para las mujeres que son víctimas de violencia de género. El 65% de los femicidios ocurrió en la casa de ellas, muchas veces frente a sus propios hijos.

El 29% de los asesinatos fue con un arma de fuego, el 26% con un arma blanca, el 16% a golpes, el 13% afixiadas, el 6 por ciento quemadas y del restante 13% no se tienen datos.

El femicidio es el último eslabón de la violencia, el irreparable. Muchas de esta mujeres habían hecho la denuncia, a algunas de ellas les dieron las medidas de restricción. Entre las fallas y las limitaciones del sistema , no alcanzó para salvarles la vida.

Otro dato que llama la atención es que, tras asesinar a las mujeres, el 23% de los femicidas se suicidó. Estos expedientes quedan cerrados, tras la muerte del imputado no hay más nada que investigar.

Los femicidios son noticia de manera diaria, la sociedad no debe acostumbrarse ni naturalizar esa información que destruye la vida de una mujer y la de todo su entorno.