Un censo reveló que ello representa un animal cada tres habitantes de la ciudad. De esa cifra, 4.863 deambulan o viven en la calle.

Un censo para establecer la población canina de Casilda reveló la existencia de 13.557 animales. Lo que representa un perro cada casi tres personas en esta ciudad cabecera del departamento Caseros. Tiene una cantidad actual estimada de 37.441 habitantes.

Pero el dato aún más fuerte es que 4.863 perros viven o deambulan por la vía pública. Lo cual significa poco menos de un tercio del total de canes relevados en domicilios del radio urbano casildense.

El trabajo desarrollado fue a instancias de un convenio que el municipio suscribió con la Facultad de Ciencias Veterinarias que la Universidad Nacional de Rosario (UNR). En Casilda posibilitó trazar un diagnosticó para definir políticas públicas en la materia.

El director municipal de Protección y Sanidad Animal, Andrés Martínez, calificó la situación como “preocupante”. Y apuntó a la necesidad de “seguir con campañas de esterilización y educación. Esto para disminuir la alta población de perros que andan por la calle. Y de los cuales se ignora si tienen o no propietarios, razón por la cual es vital apelar a la tenencia responsable“.

Riesgos de enfermedades

Lograr este objetivo —añadió— redundará también en beneficio de una mejor calidad de vida para la comunidad. Ya que disminuirá daños en la vía pública y especialmente riesgos de zoonosis” (enfermedades transmitidas por animales).

En Casilda se realizan dos mil esterilizaciones anuales. Y se estima que, de mantenerse ese ritmo, se podría en el término de ocho años bajar la población canina local. Por lo menos a los niveles recomendados por las organizaciones proteccionistas de animales, de acuerdo lo que indicó Martínez.

Resultados del censo

Los resultados del censo fueron presentados en la Facultad de Veterinarias con la presencia de autoridades municipales y representantes de esa casa de altos estudios. “Permitió integrar el cúmulo de conocimiento del equipo docente. La formación de estudiantes de diferentes años de la carrera, el diagnóstico entre diferentes actores. También el acuerdo en la elaboración de un objetivo común y la implementación de una política pública“.

Al menos esa fue la conclusión a la que arribaron los profesionales que trabajaron en el desarrollo del proyecto. El mismo coordinado por el docente, Matías Apa. La actividad organizada por el área de Protección y Sanidad Animal del municipio y Veterinarias consistió en una encuesta casa por casa. Fue llevada adelante por estudiantes de la carrera.

El intendente casildense, Juan José Sarasola, destacó el significado que tiene para Casilda la realización de “este primer estudio sobre población canina”. Al tiempo que renovó el compromiso de “seguir trabajando en conjunto (con la facultad) para llevar adelante distintas políticas”.