La empresa debe adecuarse a la habilitación que le otorgaron como agencia de apoyo de remises. Si no lo hace, puede perderla.

El destino de Cabify en Rosario se conocerá hoy luego de saber si la aplicación se ajustará a las medidas que se exponen en la ordenanza bajo la que se le dio la habilitación o si se procede a la clausura definitiva de sus servicios en la ciudad. Ante ello, desde la Cámara de Remiseros locales se acercarán a la Municipalidad para conocer, de primera mano, el resultado de la reunión.

Readecuarse a la ordenanza

Luego de la suspensión provisoria de Cabify la semana pasada, desde la aplicación tienen hasta hoy para readecuarse a la ordenanza que rige la actividad; caso contrario, pueden clausurar definitivamente la actividad en la ciudad.

La Municipalidad suspendió la habilitación de Cabify por “infrigir ordenanzas”

Si bien la suspensión provisoria de Cabify se conoció la semana pasada, el referente de la Cámara de Remiseros de Rosario, Alfredo Gordo, indicó que la medida surgió luego de un “proceso” en el que ellos vienen denunciando la actividad de la aplicación desde que se instaló en la ciudad, en 2016.

“La suspensión provisoria de Cabify viene después de un proceso en el que la venimos denunciado desde que llegaron. Este paso está establecido por ordenanza: se pasó por un apercibimiento, una multa, esto y lo que sigue es el cierre definitivo”, detalló Gordo, en referencia a la ordenanza municipal 7.369, que regula la actividad de los remises.

El jueves, a través de una nota firmada por la secretaria de Movilidad y Transporte municipal, Mónica Alvarado, se suspendió la habilitación de la empresa Cabify por “infringir ordenanzas” relacionadas con el rubro legal que desempeña, que es el de agencia de remisería.

Intimación

En detalle, en la nota se intimó a la empresa a que en un plazo “improrrogable de 48 horas adecue la prestación de su servicio a la habilitación otorgada y a la normativa que la rige, bajo apercibimiento de revocación de la habilitación mencionada”.

Al respecto, Gordo aseguró: “Venimos denunciando desde que se instaló Cabify. Cuando vinieron a la ciudad, no vinieron con buenas intenciones. Lo sabíamos, y entonces empezamos con las denuncias y las reuniones con autoridades respecto a la actuación de Cabify. Por eso, esta medida es consecuencia de una serie de etapas que se fueron cumpliendo”.

Ordenanza correspondiente

Como la ordenanza correspondiente indica que todos los remises deben funcionar a través de una agencia habilitada, el referente de la cámara afirmó que, con la suspensión, se hace imposible absorber a los trabajadores que se encontraban bajo la órbita de la aplicación.

“Al estar suspendida la agencia, los trabajadores tienen que ser derivados a otra agencia para que puedan seguir trabajando. ¿Cómo hace uno para tomarlos y pasarles viajes si lo hacen por intermedio de la aplicación?”, se preguntó Gordo.

El referente de la cámara recalcó que “la ordenanza está para cumplirla” y cargó contra el método de la aplicación para calcular los costos del viaje: “El precio varía según la demanda y el horario. Si me agarra un inspector y yo estoy haciendo el servicio sin el reloj, me sacan hasta la chapa, porque el reloj corresponde ponerlo”.

Si bien el conflicto viene desde 2016, Gordo afirmó que si Cabify se ajusta a la normativa, “dentro de lo que corresponde y encuadrados en la ordenanza, bienvenidos sea. No estamos en contra de que trabajen, pero siempre con las reglas de juego claras”.

El tema comenzó a estar en el centro del debate cuando desde Cabify afirmaron a LaCapital que comenzarían a migrar los usuarios de Easy Taxi hacia su plataforma dentro de los próximos tres meses, con lo que la misma aplicación empezaría a ofrecer los dos servicios (ver aparte).

“No está en nuestra mente que cierre nada. Pero la ordenanza hay que cumplirla”, concluyó el referente de los remiseros.

“Si estuviesen encuadrados en la ordenanza, bienvenidos sean. No estamos en contra de que trabajen”