Será el primer encuentro tras el informe de la ONU que advirtió sobre “las graves vulneraciones de derechos” en el país caribeño, de parte del régimen chavista.

Los representantes de los países miembros del Grupo de Lima se reúnen este martes en la
Argentina para discutir la crisis que atraviesa Venezuela y para continuar poniendo presión
al gobierno en disputa de Nicolás Maduro, al que responsabilizan de los graves problemas
que encara la nación.

El canciller argentino, Jorge Faurie, explicó que la meta es conseguir que se lleven a cabo
elecciones libres.

La reunión del Grupo de Lima, clave en visibilizar y buscar soluciones a la crisis venezolana,
se realiza tras la presentación del informe de la Alta Comisionada para los Derechos
Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, quien instó al presidente en disputa Nicolás
Maduro a terminar con lo que calicó como “graves vulneraciones” a los derechos
humanos de los venezolanos.

En el informe presentado por la chilena el 5 de julio, también se indica que en el último decenio “el Gobierno venezolano y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”.

La semana pasada el presidente Mauricio Macri pidió que Maduro “cese con las violaciones
de los Derechos Humanos”, en su discurso de cierre en la cumbre de presidentes del
Mercosur.