Tras una denuncia que involucra a varios oficiales de la Policía, la Comiaría 3ra de Sunchales quedó intervenida y clausurada.

 

Todo comenzó el viernes 18 cuando, luego de un allanamiento y tiroteo entre la Policía y los delincuentes, se procede a la detención de dos hombres: J.F. y J.C., de 24 y 26 años, respectivamente.

Esa madrugada, los presos quedaron alojados en la comisaría 3ra y resultaron heridos, uno de ellos de gravedad.

Desde la comisaria dijeron que uno de los detenidos intentó suicidarse y se tiró por la ventana. Por las graves heridas que sufrió fue trasladado al hospital Amílcar Gorosito de Sunchales y después al Jaime Ferré de Rafaela.

La familia del herido no creyó esta versión y realizó una denuncia penal. La investigación recayó en la fiscal Gabriela Lema, quien en declaraciones a medios locales dijo: “Esto es por una denuncia penal que surge por las lesiones que tuvieron dos detenidos de la comisaría. Hay una denuncia y hay un anoticiamiento de personas lesionadas. Hay que averiguar cómo fue el desempeño. Hay personal policial que está siendo investigado”.

El delito por el que se los investiga a los policías es el de tortura.

Finalmente, por decisión de la fiscal Gabriela Lema, fueron detenidos 8 policías, incluidos Jefe y Sub. Jefe. Además se ordenó el cierre de la comisaria, hasta tanto se realicen nuevas pericias en el interior, dejando desprovistos de recursos humanos y tecnológicos al resto del personal. Que tienen que cumplir con su labor en un destacamento móvil frente a la comisaría.