De acuerdo a lo que había determinado la Justicia Electoral, luego de las nueve de la noche el Gobierno podía empezar a difundir los primeros datos oficiales del escrutinio provisorio de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

 

Sin embargo, pese a la promesa del jefe de Gabinete Marcos Peña, que aseguró que después de las 21 se conocerían los primeros datos, se demoró la difusión de los porcentajes.

Según trascendió, el escrutinio provisorio estaría cerca del 40% completado. Sin embargo, no se alcanzó el 10% en la provincia de Buenos Aires, y eso impidió que se difundan los datos.

La decisión de Servini llegó tras un pedido de Frente de Todos, y la jueza dispuso al Ministerio del Interior y a la empresa Smartmatic, contratada para sistematizar el resultado, “que una vez que se encuentren cargados el 10 por ciento de las mesas” es que podrán publicar los primeros datos.

“Las citadas cuatro provincias concentran el mayor número de electores del país, aproximadamente el 62%, y por el otro, en las dos primeras jurisdicciones no solo se eligen precandidatos para las categorías nacionales –Presidente y Vicepresidente, Senadores Nacionales y Diputados Nacionales- sino que también se seleccionan los cargos de las categorías locales”, justificó la magistrada.

En ese sentido, aclaró que en las provincias Córdoba y Santa Fe “solo eligen precandidatos para las categorías nacionales de Presidente y Vicepresidente, y Diputados Nacionales, lo que supone una carga más agilizada de los resultados obtenidos por las fuerzas políticas participantes”.

El pedido del Frente de Todos presentado el amparo el día sábado era para que se inste a las autoridades electorales del Poder Ejecutivo Nacional, a cargo del escrutinio provisorio para que se prevea “el establecimiento de un sistema equitativo y equilibrado de difusión de la totalización de resultados”.