Se ven como líneas gruesas, azules o moradas, en las piernas. Se trata de venas que se dilatan, se llenan de sangre y se conocen como várices. Entre el 10 y el 15 por ciento de la población las padece y sus síntomas son muy molestos.

Una buena alimentación puede prevenirlas e incluso aliviar los síntomas. La presidenta de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (AADYND), Silvia Jereb (MN 1676), nos trae 10 recomendados:

1 – Nueces

Son una buena fuente de vitamina B3, también llamada tiamina, que ayuda a la circulación sanguínea. Además contienen omega 3 que refuerza la capacidad de los vasos sanguíneos frente a los estímulos de manera saludable. Podés agregarlas en ensaladas, como merienda o en salsas. Es necesario moderar su consumo debido a su gran aporte calórico.

2 – Ajo

El componente más importante del ajo se llama alicina, a la cual se le atribuyen efectos antibióticos, hipolipemiantes (disminuye los niveles de lípidos en sangre) y propiedades antioxidantes. Además, favorece una presión arterial baja y ayuda a las arterias a dilatarse.

3 – Jengibre

El consumo frecuente y habitual ayuda a movilizar la energía y activa la circulación de la sangre al hacerla más fluída. Consumirlo fresco o seco a diario en salsas, cremas de verduras, dulces o infusiones.

4 – Berenjena

Tiene un alto poder antioxidante, ayuda a reducir el colesterol y favorece la circulación de las piernas y de la sangre en general. Además, es rica en vitaminas, en minerales y es baja en calorías.

5 – Tomate

Es rico en licopeno, un antioxidante que ayuda a mejorar la circulación sanguínea, ya que hace que la sangre sea menos espesa.

6 – Pescado

Es rico en omega 3, que disminuye la placa en las arterias, esto hace que mejore la sangre circule mejor en las piernas y en todo el cuerpo. Algunos pescados ricos en omega 3 son el salmón, la sardina y la trucha.

7 – Cebolla

Tiene flavonoides, presentes también en los frutos rojos -especialmente las frambuesas-, ayudan a proteger las paredes de las venas y mejoran la circulación periférica. Además, protegen y fortalecen los vasos venosos.

8 – Limón

La vitamina C es imprescindible, porque interviene en la formación de colágeno y elastina, unas proteínas que influyen en la pared capilar. Tomá el jugo de 1 limón en un vaso de agua por la mañana. Si aprovechás la piel (podés rallar un poco) y la parte blanca, obtendrás aún más antioxidantes.

9 – Cúrcuma

Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes hacen de la cúrcuma un aliado perfecto para mejorar la circulación de la sangre. Además, ayuda a estimular la función del hígado y a reducir el nivel de azúcar en sangre.

10 – Higo

Es rico en antocianinas. Estos pigmentos hidrosolubles tienen un fuerte poder antiinflamatorio que reduce el tamaño de las varices de manera considerable.

Otro de los consejos que primero comparten los especialistas es reducir el consumo de sal a cinco gramos diarios, la cantidad que cabe en una cucharita de postre. Además de ser un condimento que fomenta la hinchazón, el exceso favorece la retención de líquidos. Para no superar este límite, también hay que tener en cuenta los productos que ya incluyen sal en su composición.