El periodista Lucas Ameriso habló con Bigote Acosta acerca del triste episodio donde un niño recibió una bala perdida mientras esperaba para jugar al fútbol.

 

El fin de semana, un niño de 8 años fue víctima de una bala perdida que impactó en su cabeza. El niño, Benjamín Biñales está internado en el Hospital Vilela y ya fue intervenido quirúrgicamente en dos oportunidades. Su padre manifestó que su estado de salud es estable.

“Este hecho es una situación a consecuencia de la violencia que respiramos, sufrimos y padecemos en Rosario” manifestó el entrevistado.

“Cómo un pibe que va a hacer deportes tiene que pasar por esto. Debería estar en su casa, en la escuela, hablando con su hermano o sus padres”

“Ese niño no debería estar ahí, luchando por su vida. Ni él ni los otros 16 niños que ingresaron al Vilela, en lo que va del año, con heridas de balas” lamentó el periodista.

“En 2017 ingresaron 23 niños y en 2018, 17 casos. En lo que va del año ingresan dos por mes al Vilela” informó Ameriso.

No hay denuncia, no se detuvo a nadie. La policía no sé qué está haciendo”

“Nadie es distinto después de un hecho traumático. Y menos un pibito, un nene, lleno de sueños”.

“Benjamín como el resto de los otros pibes baleados se preguntarán ¿por qué a mí si yo solamente quería jugar la pelota? Y no hay por qué” lamentó el entrevistado.

“Hay que pensar en lo que viene después en esas 17 historias, que tienen que convivir con la violencia. Y tienen que criar un pibe que fue baleado a los 8 años de edad” finalizó.

Escuchá la nota completa del periodista Lucas Ameriso.