Dentro del informe presentado durante la reunión de transición, el Ejecutivo local detalló una deuda del gobierno provincial concepto de “emergencia climática” que asciende a 28 millones de pesos.

Se desarrolló este miércoles la segunda reunión de transición entre los equipos de trabajo del actual intendente José Corral y su sucesor electo, Emilio Jatón. Fue en la Estación Belgrano y tuvo una duración de dos horas y media.

En la ocasión, el equipo del próximo intendente recibió un informe que el estado de situación, tal como había solicitado el pasado viernes 26 de julio. Pero tras el encuentro, el equipo del intendente electo manifestó preocupación por la situación económica del municipio.

En el informe, los emisarios de José Corral notificaron que, hasta el mes de julio, la deuda del municipio asciende a 283 millones de pesos. Pese a este número, el equipo destacó que aún no se puede precisar si este monto se mantendrá o se acrecentará hacia fin de año ya que depende, no sólo de la situación económica que atraviesa país y las medidas del gobierno, sino también de que la provincia cancele una deuda que mantiene con el el Ejecutivo local.

Estos fondos adeudados incluyen, entre otras cuestiones, una suma de alrededor de 28 millones de pesos en concepto de “emergencia climática”, tal como lo indica el informe presentado. Más precisamente se refiere a los trabajos intensos que demandaron las calles de la ciudad tras el temporal del pasado 4 de marzo.

En esa oportunidad, la fuerte tormenta de lluvia y viento se abatió sobre la ciudad, produciendo daños, sobre todo por la caída de unos 2.500 árboles, más postes de servicios de electricidad, cable y telefonía. Más de 70 cuadrillas municipales en estas tareas en las que se recolectaron más de 1.000 toneladas de ramas y árboles caídos.

Este importe, más lo adeudado por la provincia en otros rubros como desobstrucción de desagües, educación, obras, y alumbrado público, más los intereses, alcanzan un monto que supera los 500 millones de pesos, cifra que duplica la deuda que reconoció el gobierno local durante la reunión de traspaso de mando.