A su vez, el miércoles realizarán un “escuelazo” con motivo del Día del Maestro. La nueva ministra de Educación aún no pudo acceder a su despacho por las protestas pacificas.

 

En reclamo del pago de sueldo en tiempo y forma, la regularización de la obra social (Seros) y la reparación de los edificios escolares, los docentes chubutenses inician la octava semana consecutiva de paro de actividades. Asimismo, el miércoles, por el Día del Maestro, realizarán un “Escuelazo”.

La medida de fuerza fue ratificada por las asambleas escolares y respaldada por la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut. El último paro se extendió desde el lunes pasado hasta este fin de semana y ahora continuará desde “la 0 hora del día lunes 9 de septiembre y hasta las 24 del sábado 14 de septiembre de 2019”, indica el texto de la notificación que recibió desde la cartera laboral el ministro de Educación Paulo Casutti, quien asumió la semana pasada y todavía no pudo acceder a su despacho por una “toma pacífica” del edificio.

“No se ha dado cumplimiento a ninguno de los requerimientos que venimos haciendo y las asambleas escolares decidieron continuar con las medidas”, explicó Goodman. Además, en la última asamblea decidieron realizar un “escuelazo” el 11, pero no volverán a cortar rutas.