El Senado evalúa convocar a una sesión especial para el próximo miércoles o jueves para sancionar rápidamente la nueva ley de emergencia alimentaria que aprobó hoy la Cámara de Diputados.

 

De esta manera, los senadores repetirían el esquema que adoptaron sus pares de la Cámara de Diputados. Que también evitaron la discusión en comisiones y llevaron el proyecto directamente al recinto para una sesión rápida y limitada a este único tema.

Fuentes de Cambiemos aseguraron que en el Gobierno quieren que el proyecto avance lo más rápido posible. Para “sacar el tema de la agenda”, en momentos en que todos los sectores empiezan a retomar las actividades de campaña para las elecciones generales del 27 de octubre.

Hasta la semana pasada, mientras la oposición de la Cámara de Diputados preparaba la unificación en un solo proyecto de todas las iniciativas de emergencia alimentaria, el ánimo general de los senadores se inclina por mantener la actividad al mínimo.

En la bancada de Juntos por el Cambio todas las energías están puestas en asistir al Poder Ejecutivo en todo lo que les requiera en pos del objetivo de remontar los 15 puntos de ventaja que les sacó el Frente de Todos en las primarias de agosto.

El proyecto de emergencia alimentaria le pone pausa a ese acuerdo tácito al que habían llegado los dos sectores mayoritarios del Senado pero, para no apartarse del todo de ese plan, buscan ahora un tratamiento rápido del tema.