La sede de la vecinal de barrio San José sufrió el robo y destrozo de las instalaciones en horas de la madrugada del jueves. Los malvivientes se llevaron la leche que la entidad reparte entre más de 100 chicos que a diario acuden a la vecinal.

 

“Es un día muy triste porque hace un año robaron las herramientas de trabajo que se empleaban para brindar un taller de tapicería, el cual después del robo que sufrió la vecinal”, recordó Juan Carlos Bender, presidente de la vecinal.

La amarga sorpresa se conoció este jueves por la mañana, cuando los integrantes de la entidad vecinal arribaron a las instalaciones de la sede ubicada en Zavalla al 7100.En ese momento constataron que la puerta había sido forzada y la mercadería que se había adquirido el miércoles para brindar la copa de leche a más de 100 niños, ya no estaba. Bender confirmó que los ladrones se llevaron la ración del mes la cual se estima en unos 40 litros de leche.