Macri en Tucumán
El jardín de infantes “Estrellita de la nueva esperanza” fue construido en Tafí Viejo, Tucumán, con parte de los dólares decomisados de las valijas del empresario Antonini Wilson por la Policía Aeroportuaria.

 

El centro de primera infancia ya tiene inscriptos a 205 alumnos y cuenta con una planta permanente de docentes. Sin embargo, las aulas están vacías por una disputa política local. El presidente Mauricio Macri inauguró el edificio este miércoles, pero el intendente Javier Noguera no lo quiere habilitar.

El abogado Augusto Zuccarelli denunció que el gobierno municipal no quiere avanzar con el proyecto por “mezquindad” política, ya que el mandatario de la ciudad pertenece al espacio de Frente de Todos. Según detalló el letrado, miembro de la Junta de Gobierno de la UCR en Tucumán, la habilitación municipal está frenada por burocracia

En un gesto político, Macri se acercó este miércoles al jardín y le mandó un mensaje a Noguera. “Me parece que el intendente está un poco remolón para habilitarlo, pero le vamos a pedir todos juntos que lo haga”, sostuvo durante el acto, donde estuvo acompañado por la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley y la diputada Elisa Carrió.

En esa misma línea, destacó que este jardín es muy especial ya que es un “símbolo” de que el “dinero de los argentinos va a los argentinos”. En 2018, el Presidente había inaugurado la primera escuela con fondos de la corrupción en Oberá, Misiones.

Mientras tanto, los directivos de “Estrellita de la nueva esperanza” esperan novedades de las autoridades. En el lugar no sólo se darán clases hasta la sala de 4, sino que también funcionará un comedor.