En el último año hubo 320.000 nuevas personas sin trabajo. El indicador está en su nivel más alto en 13 años.

 

El desempleo subió en el segundo trimestre del año a 10,6% y se mantiene así en el nivel más alto de los últimos 13 años. Con esta cifra, en el país hay un total de 2,3 millones de desempleados, de acuerdo a los datos publicados este jueves por el INDEC.

En comparación con el segundo trimestre de 2018, el indicador escaló un punto porcentual. Esto implica que en los últimos meses hubo unos 320.000 nuevos desempleados a lo largo del país.

El muestreo que realiza el organismo estadístico incluye 31 conglomerados, por lo que en términos reales la cobertura del informe abarca cerca del 62% de la población. Por esa razón, si bien en el reporte se reflejan 1.438.000 desocupados, extendiendo esa cifra al total de habitantes del país, el resultado es de 2,3 millones.

 

Por otra parte, hacia mitad de año el 18,3% de la población ocupada era, además, demandante de trabajo, lo que significa que busca cambiar de empleo o complementar sus ingresos. Doce meses atrás ese porcentaje era de 16%. Llevado a números, representa unos 3,9 millones de personas. En el último año, además, casi 675.000 personas que ya tienen trabajo se incorporaron a la búsqueda activa.

El Indec mostró además un incremento en la tasa de población subocupada, es decir que trabaja menos de 35 horas semanales. Ese porcentaje pasó de 11,2% a 13,1%. De ese total, 7 de cada 10 son demandantes de una mayor carga horaria de empleo.

De acuerdo al informe oficial, considerando el desempleo, el sector social más afectado “es el de mujeres jóvenes (14 a 29 años de edad) con un incremento de 1,9 puntos porcentuales (casi el doble que el aumento de la tasa para el total de la población), con lo que este grupo alcanza el 23,4% de desocupación“, explicó.