El acuerdo que el Gobierno llegó con empresarios y la CGT por el pago de un bono terminará de definirse este martes cuando las reuniones técnicas determinen la letra chica.

 

La reunión de este lunes que encabezó el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, con representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA), otras entidades empresarias y la CGT terminó con un pacto de “mínima”: llevar adelante, en distintas formas a negociar, el pago de $5000 para todos los trabajadores del sector privado.

Según informaron fuentes de la cartera, este martes desde las 9 tendrán lugar encuentros entre equipos técnicos de cada sector para definir los detalles: alcance, plazo y cantidad de cuotas que tendrán esos $5000 extra.

Lo que ya se sabe es que, por un lado, será no remunerativo, es decir, no pagará cargas sociales. Y que será dado a cuenta de futuros aumentos paritarios.

En este sentido, las pequeñas y medianas empresas, uno de los sectores incluidos en el consenso, adelantó que necesitará abonar esa suma en por lo menos cinco cuotas para poder afrontar el costo financiero de esa medida.