El máximo tribunal de Justicia agotó todas las instancias de revisión que tuvo la condena que fue dictada en 2015 en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe. Los dos exfuncionarios policiales deberán purgar la pena en prisión.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme el fallo que condenó en 2015 al exjefe de Policía de provincia, Hugo Tognoli y al exsubjefe de Inteligencia de la División Drogas Peligrosas, José Luis Baella. La resolución del máximo tribunal rechazó los planteos que realizaron los abogados defensores de los exfuncionarios policiales, Néstor Oroño (Tognoli) y Claudio Torres Del (Baella), que mediante un recurso extraordinario solicitaron que la sentencia condenatoria resuelta en el Tribunal Oral Federal sea nuevamente revisada.

El fallo fue resuelto el pasado 24 de septiembre y lleva la firma de los jueces Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti, Elena Highton de Nolasco y Carlos Fernando Rosenkrantz, quienes declararon el pedido de la defensa de los dos expolicías como “inadmisible” por lo que tanto Tognoli como Baella deberán purgar las penas a las que terminaron siendo condenados.

Los dos exjefes fueron sentenciados el 27 de octubre del 2015 a distintas penas. Por un lado Tognoli, recibió una condena de seis años de prisión tras haber sido declarado autor penalmente responsable del delito de “encubrimiento triplemente agravado por ser especialmente grave, haber actuado con ánimo de lucro y ser funcionario público; incumplimiento de los deberes de funcionario público e incumplimiento de la obligación de promover la persecución y represión de delincuentes, todos ellos en concurso real con el delito de coacciones en perjuicio de la Norma Castaños, la titular de la Ong “Madres Solidarias”. Baella por su parte también fue condenado por el mismo delito que Tognoli pero a la pena de cinco años de prisión.

En aquella sentencia, también fueron condenados el narcotraficante de Colastiné Norte, Daniel “Tuerto” Mendoza  -actualmente preso por otra causa de transporte de estupefacientes- a seis años y medio por comercialización y fabricación de drogas, el cual se develó en el juicio, fue respaldado por Tognoli y Baella para que desarrollara su actividad clandestina.

Es que para la Justicia los dos exfuncionarios “ayudaron a Mendoza a eludir las investigaciones del Poder Judicial y de la Fiscalía entre el 3 de marzo de 2011 y el 25 de agosto de ese año y además “conocían la actividad ilícita que desplegaba el <<Tuerto>> tras reiteradas advertencias que Castaño había realizado a Tognoli cuando estaba al frente de la fuerza.

Por el caso también fue condenado el remisero Fernando Torres (vinculado a la organización de Mendoza),  quien recibió cuatro años por transportar drogas con fines de comercializarlos.

La condena en cuestión fue confirmada el 27 de julio del año pasado cuando los jueces de la Sala A de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, Ana María Figueroa y Carlos Alberto Mahiques, dejaron firme los cargos por los que habían sido condenados tres años antes en el tribunal de calle Primera Junta y San Jerónimo. Tras ese fallo, la ultima instancia que le quedaba a Tognoli y Baella era recurrir, por medio de un recurso extraordinario a la Corte Suprema. Un año después, fue desestimado por el máximo tribunal.

El fallo que rechazó el planteo del abogado Néstor Oroño