Previo a la sesión de diputados, familiares de las víctimas de la ciudad de Santa Fe dialogaron con los legisladores para solicitar cambios en las leyes que amparan a los delincuentes.

 

Las madres de Maxi Olmos, Julio Cabal y Lucas Pirovano, entre otros familiares y amigos, marcharon hacia la Legislatura para exigir respuestas a los legisladores ante los hechos de inseguridad y violencia que se cobraron varias vidas en el último tiempo.

En el hall de la Legislatura, reclamaron que los legisladores se ocupen de realizar las modificaciones necesarias para impedir que los imputados recuperen rápidamente la libertad. Al respecto, manifestaron que actualmente hay más garantías para los homicidas que para los familiares.


Leer más: Inés Masino, el dolor de una madre


Una vez finalizada la charla, los legisladores invitaron a los familiares a asistir a la reunión de la comisión de seguridad del próximo miércoles. Los familiares solicitaron la presencia del ministro Pullaro y de los periodistas.

Por otro lado, los familiares mostraron su descontento con respecto a la poca concurrencia de la ciudadanía a la marcha.

“No se puede vivir más así. Yo pido justicia por mi Maxi y por todos, y convoco a la gente. Somos 72 familias y acá no hay más de 70 personas”, lamentó Azucena, la mamá de Maxi.