El acto se realizará a las 17 horas en el nuevo complejo habitacional (Grandoli y Azcuénaga).

El gobernador Miguel Lifschitz entregará este martes 17 viviendas a familias del barrio Acería de la ciudad de Santa Fe.

El acto, que tendrá lugar a las 17 horas en el nuevo complejo habitacional (Grandoli y Azcuénaga), contará también con la presencia del secretario de Estado del Hábitat, Diego Leone; el director provincial de Vivienda y Urbanismo, Lucas Crivelli; el concejal Emilio Jatón; el diputado provincial, Julio Garibaldi, y el subsecretario provincial de Gestión del Suelo, Lucas Simoniello; entre otras autoridades provinciales.

Transformación urbana

Las viviendas concretadas, al igual que otras 18 entregadas en junio pasado, se enmarcan en un máster plan delineado por la Secretaría de Estado del Hábitat para transformar urbanísticamente el barrio.

Actualmente, el proyecto avanza en las tradicionales manzanas donde están los monoblocks que ya empezaron a demolerse, luego de reubicar a los habitantes que esperan la finalización de las nuevas casas. Este sector está delimitado por las calles Matheu, Cafferata, Azcuénaga, Edmundo Rosas y Viñas, y suma cuatro manzanas contiguas al barrio comprendidas entre Azcuénaga, Edmundo Rosas, Ayacucho, Grandoli y Cafferata.

El proyecto surgió en respuesta al relevamiento realizado en noviembre de 2016 que arrojó como resultado diferentes niveles de deterioro en las unidades habitacionales existentes y la necesidad de reparación integral o demolición de los edificios que presentaban deficiencias estructurales.

Con este diagnóstico, se decidió comenzar, en una primera etapa, la construcción de 102 unidades habitacionales de un total de 436, realizar obras de infraestructura urbana y poner en marcha la recuperación y puesta en valor de los espacios públicos existentes.

Se calcula que la inversión provincial para este proyecto demandará un total de más de 500 millones de pesos y un plazo de obra de cincos años.

Alero sportivo cultural

Como parte del proyecto integral, en junio de este año, la provincia puso en funcionamiento el Alero Sportivo Cultural, con el objetivo de brindar un espacio público que permita el encuentro de vecinas y vecinos de todas las edades, fomentando la convivencia, la solidaridad y el desarrollo de actividades lúdicas y culturales.