En el PJ impera el rechazo al mensaje que llegará del Senado, aunque el oficialismo intentará avanzar junto a sectores de la oposición.

 


El presupuesto 2020, que el jueves pasado obtuvo una polémica media sanción en el Senado santafesino, ingresará mañana a la Cámara baja, cuerpo que también fue convocado para el jueves y el viernes próximos. Es que el oficialismo quiere convertir en ley antes del fin del período de sesiones ordinarias. Una iniciativa que, en los hechos, contribuyó a erosionar el proceso de transición en la provincia, que bajará su telón el 11 de diciembre.

Todo indica que el justicialismo solicitará no tratar el mensaje. O bien explorará la chance de introducirle modificaciones para que regrese al Senado. Aunque el oficialismo —junto a algunos sectores de la oposición— procurará allanarle el camino hacia la sanción final.

Mensaje del Senado

Por lo pronto, el mensaje proveniente del Senado llegará mañana a la comisión de Presupuesto de Diputados. En el Frente Progresista (FPCyS) aspiran a que el dictamen surja a la brevedad para poder tratar el proyecto en el recinto con mayoría simple.

Frente a la chance de que no haya una luz verde inmediata, y por intermedio del oficialismo, el cuerpo también fue convocado para el jueves y el viernes.

En Diputados, el oficialismo tiene mayoría automática. Pero esa cantidad de votos no alcanza para reunir los dos tercios y sancionar el proyecto sobre tablas.

Internas políticas

En ese marco, no todo el Frente Progresista levantaría la mano al momento de votar. Hasta ayer, las diputadas Alicia Gutiérrez (SI) y Verónica Benas (Pares) no habían fijado posición. Lo propio podría ocurrir, según pudo saber La Capital, con Eduardo Di Pollina, quien meses atrás lanzó un espacio interno y confrontó con la estrategia del gobernador Miguel Lifschitz para las elecciones generales del 27 de octubre.

A su vez, Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger, de Igualdad y Participación, y Carlos Del Frade y Mercedes Meier, del Frente Social y Popular (FSyP) ya adelantaron su negativa.

Sin embargo, el diputado oficialista Joaquín Blanco buscó aquietar las aguas. “En la diversidad, el Frente Progresista es una unidad política previsible. Es un presupuesto equilibrado que otorga certezas a los santafesinos y queremos que tenga el mayor grado de acompañamiento posible”, aseguró a este diario.

En Cambiemos, al tiempo que buscan unificar criterios, esperarán a que se garantice el quórum para luego oficializar su posición acerca de la proyección de gastos para 2020.

“Hace tiempo que venimos analizando el presupuesto, cuando accedimos a los borradores. Tenemos algunas disidencias en particular, pero todavía no hay definiciones en el bloque. El que tiene que asegurar el quórum es el oficialismo”, afirmó el macrista Federico Angelini.

El peronismo, en estado de efervescencia tras el reciente debate en el Senado, se inclinaba por el no tratamiento del mensaje. Aunque Luis Rubeo no descartó avanzar con modificaciones para que la iniciativa vuelva a la Cámara alta.