El imputado los tenía amenazados a ambas criaturas hasta que el más pequeño contó todo a su madre quien inmediatamente lo denunció.

 

Cristian Daniel Torres, 33, albañil, domiciliado en el barrio Virgen de Luján, fue imputado por abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia y reiterado en número indeterminado de veces en concurso ideal con corrupción de menores y amenazas coactivas reiteradas en tres hechos en concurso real en perjuicio de dos nenes de 4 y 10 años que son hijos de la mujer con quien convive hace 3 años.

“Que la gente me apoye, que me ayude a que él se pudra en la cárcel y que no salga nunca más”, fue le pedido que hizo la madre de las víctimas.