Este domingo se llevó a cabo en Paraná la fiesta de disfraces más grande de América del Sur, que este año logró convocar a unas 50 mil personas en un predio de 14 hectáreas.

La edición 2019, estaba prevista originalmente para el 13 de octubre y a raíz del debate presidencial, las propias autoridades nacionales le pidieron a los organizadores cambiar de fecha a raíz del intenso movimiento que genera el encuentro y por la necesidad de usar el aeropuerto de la capital entrerriana.

En el lugar se presentaron DJ nacionales e internacionales, Pablo Lescano con Damas Gratias y Karina “La Princesita”.

La entrada más barata salía $950 si se compraba anticipada y días previos a la fiesta cotizaban en $1100.

La fiesta comenzó hace 20 años como una celebración de cumpleaños entre amigos y fue creciendo hasta convertirse en el mega evento que es hoy y para el próximo año esperan incrementar en 5 mil personas más la capacidad del encuentro.

Entre las 50 mil personas que asistirán, la organización calcula que 23 mil son oriundos de Entre Ríos y 27 mil llegan desde otras provincias y países.

La temática de esta edición fue Love Story y la ambientación con un cupido gigante, flores y corazones estuvo a cargo de productoras de comparsas de Gualeguaychú.

Desde las 21 comenzaron a ingresar los primeros disfrazados, algunos con mayor producción y originalidad que otros, y se extendió hasta altas horas de la madrugada.