El evento más convocante de la ciudad tuvo anoche su jornada de cierre y para los organizadores el saldo de esta edición fue “muy positivo”.

 

“El éxito de Colectividades certifica que la gente, más allá de la crisis económica, quiere que haya una fiesta en su ciudad. Y ésta, sin dudas, convoca”, aseguró ayer el subsecretario de Turismo del municipio, Héctor “Pichi” De Benedictis. Fue en el cierre del evento que durante diez noches llenó de alegría, color, bailes típicos y gastronomía de distintas latitudes el parque Nacional a la Bandera.

La presidenta de la Asociación de Colectividades Extranjeras de Rosario, Lydia del Grosso, señaló que “Colectividades en esta edición de 35 años ha sido una fiesta completamente popular e inclusiva. Hemos tenido la visita hasta el domingo inclusive de más de 800.000 personas que han recorrido todo el espacio cultural, gastronómico y de danzas que tiene la fiesta. Ha sido un encuentro de convivencia, un encuentro de alegría, un encuentro de hermandad. Ese es el objetivo principal que tiene la fiesta y creo que hemos cumplido con ello”.

“Por lo demás, creemos que hay cosas para hacer nuevas, para mejorar, para ir incluyendo, pero será a partir de la edición que viene. Ya estamos pensando en nuevas propuestas para el próximo año”, señaló. Y agregó: “Fue una fiesta brillante, la fiesta brilla con luz propia todos los años y estamos muy felices con este acontecimiento de poder haber reeditado una vez más el Encuentro Nacional de Colectividades en el Parque a la Bandera”.

Leer más: Última noche de la fiesta de las Colectividades

Por su parte, De Benedictis admitió: “La verdad es que teníamos temor de que la crisis impactara en la afluencia de gente, pero sin embargo esto no fue así. Hubo mucha gente este año y en principio el saldo es muy positivo”, destacó el funcionario.

Sólo como ejemplo, hasta ayer en los diferentes stands se habían vendido 100 mil litros de gaseosa y 50 mil de cerveza.

Sin conflictos

Otro punto importante fue la ausencia de problemas de seguridad y convivencia a lo largo de las diez noches que duró la Fiesta de Colectividades. Cabe destacar que este año el clima no le jugó una mala pasada. Pero sí hubo que postergar una jornada como consecuencia del paro de los empleados municipales.