En la madrugada del jueves, Mario Barrionuevo recibió tres disparos que terminaron con su vida. Es el homicidio Nº 87 en lo que va del año.

 

El jueves por la madrugada, alrededor de la 1 de la mañana, un joven de 20 años recibió al menos tres disparos en inmediaciones a su domicilio, en calle Entre Ríos al 2900.

El joven, Mario Barrionuevo, fue trasladado de urgencia al Hospital Cullen. Allí los médicos constataron los disparos. Antes de morir, el joven logró decir que “el Castor me tiró, fue él”.

Según las primeras averiguaciones, el atacante y asesino de Barrionuevo, se movilizaba en otra motocicleta, desde donde cometió el ataque. Los pesquisas de Homicidios trabajaron directamente con los operadores de las cámaras de videovigilancia dispuestas en el sector, contando con el testimonio de la víctima del crimen que reveló antes de morir que su atacante fue un muchacho apodado Castor, y cuyo nombre sería, M. C.